CUANDO LLEGA TU MOMENTO

 

principal

Música épica de fondo, el tiempo se ralentiza, parece incluso no existir, el entrenador te mira, te señala y profiere esas palabras “calienta que sales”, entonces la magia del deporte converge en ti, es tu momento.

La retaguardia de un equipo es una pieza fundamental. Disponer de un buen banquillo que aporte el descanso y la firmeza necesarias para suplir a las estrellas y titulares no es fácil y en muchos casos llega a ser decisivo. Cuando los pilares del equipo empiezan a derrumbarse por las lesiones, la retaguardia toma el control y avanza líneas hasta la vanguardia. Muchos jugadores que no entraban en las rotaciones iniciales del equipo ven su rol mejorado y llega su momento, momento en el que tienen que demostrar que han nacido para el basket.

“Disponer de un buen banquillo que aporte descanso y firmeza para suplir a las estrellas y titulares no es fácil”

En la presente temporada hay varios casos, que debido a las lesiones de los líderes, en los que jugadores de segunda fila han tenido que dar un paso al frente y demostrar que sus nombres también pueden aparecer en la prensa del día siguiente.

 

El “síndrome OK” de los Thunder

Por la cantidad de lesionados que han pasado por la consulta de los Thunder, casi se podría hablar de una epidemia. El “síndrome OK” llegó a dejar KO a ocho jugadores de la plantilla de los Thunder: Kevin Durant, Russell Westbrook, Jeremy Lamb, Anthony Morrow, Andre Roberson y Mitch McGary, Perry Jones y Reggie Jackson, algo inusual pero reconocible en el tiempo, como ya les ocurrieran a los Bulls en los Playoffs.

Los Thunder no solo han tenido que lidiar con el problema de las lesiones, sino que además han tenido que ver cómo poco a poco iban cayendo los que estaban llamados a liderar el equipo en ausencia del jugador lesionado. Si Westbrook iniciaba la campaña como el nombrado líder en ausencia de Durant, pronto también él caería lesionado. Con la lesión de los líderes, una figura no esperada saltó a la palestra: Perry Jones, que cuajó una serie de grandes partidos antes de caer también lesionado.

Reggie Jackson ha sido el encargado de guiar a este equipo es su periplo por las lesiones y ha dado gran cuenta de su calidad. Puede que este viernes veamos la vuelta de Westbrook y Durant, sin duda algo esencial si queremos ver a este equipo en los Playoffs.

jackson

 

Jimmy Butler

A sus 25 años, Jimmy Butler está completando su mejor campaña en lo que lleva en la NBA y así lo reflejan sus guarismos. La intermitencia en el juego de Rose está haciedo que Butler sea el jugador con más minutos de los Bulls (39,2) y esté promediando más de 20 puntos por partido cada noche. El niño al que su madre le dijo “no me gusta tu mirada, vete de una vez” ha crecido y además de ser un gran defensor, este año se está destapando en su faceta más anotadora. (Artículo de NBATwisters sobre J.Butler).

box Butler

 

Tony Wroten

Seguramente haya quien piense ahora mismo que destacar en Philadelphia no tiene mucho mérito (seguramente lleven la razón). En un equipo sin rumbo ni brújula y sin más motivo que el que tenía Stalin, es decir, el tanking, Tony Wroten se ha convertido, con permiso del regreso de MCW, en la referencia del equipo a sus 23 años. Sin duda, Philadelphia es el escaparate ideal para estos jóvenes que en otros equipos no disfrutarían de los minutos que ahora mismo disfrutan.

wroten

 

Tobias Harris

No va a ser un año fácil para Orlando, pero si la temporada sirve para descubrir a grandes jugadores con los que no se contaba bienvenido sea. Tobias Harris está en un momento muy dulce y en sus máximos de minutos, anotación y casi de rebotes. Un jugador potente y versátil con un futuro prometedor, pues aún tiene 22 años.

box harris

 

Jordan Hill

Promediar un doble-doble no es una tarea sencilla en la NBA y que lo haga un jugador que nunca ha sido All-Star (ni se espera que sea) ni se le ha considerado un gran jugador, sino más bien uno de segunda fila es algo aún más complicado. Una de las pocas notas positivas de estos Lakers está siendo Jordan Hill, que con sus casi 14 puntos y 10 rebotes por partido está llamado a tener más peso en el quipo. De momento se nota que el jugador está mucho más ágil que otros años y aguanta bien las subidas y bajadas en las jugadas del equipo, no como otros años.

jordan hill

 

Darren Collison

Todos temían en Sacramento que la marcha de Isaiah Thomas iba a suponer una bajada de calidad en el equipo, pero la llegada de Collison ha demostrado que a este equipo le sienta como anillo al dedo un jugador más facilitador y defensivo como Collison que uno más protagonista y virtuoso como Thomas. Con sus 7 asistencias y casi 16 puntos por noche (máximos en su carrera), Collison se está convirtiendo en el mejor aliado de Cousins y Gay.

box collison

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *