EL BRILLANTE SOL DE OAKLAND

En la bahía de Oakland el sol brilla con más fuerza este año. Llegando al ecuador de la temporada en la NBA, los Golden State Warriors poseen el mejor récord con un 33-6 (84,6 %) que les hace estar en una progresión de acabar la temporada con 70 victorias. Esto supondría lograr la segunda mejor temporada regular en la historia de la NBA, sólo por detrás de los Bulls de Jordan que lograron un 72-10. Sin embargo, cabe destacar que los Bulls jugaban a 91 posesiones por partido, mientras que los Warriors están jugando a 100, por lo que tiene más valor hacerlo jugando a un ritmo más alto. Van camino de superar las 59 victorias de la temporada 75-76 y firmar la mejor temporada regular de la franquicia. Anoche lograron una aplastante victoria contra los Nuggets (122-79) con la que encadenan 16 victorias seguidas como locales. En casa ostentan un increíble récord de 18-1, sólo han conseguido ganar allí los actuales campeones, los Spurs.

Stephen+Curry+San+Antonio+Spurs+v+Golden+State+j4blEWFlsgnx

Los Warriors son el equipo más divertido de ver en la NBA y cada noche ofrecen espectáculo a los aficionados que abarrotan el Oracle Arena. Pero aparte de desplegar un juego espectacular los números muestran que son muy efectivos, liderando muchas de las estadísticas de equipo: son 1º en puntos por partido (110,3), 1º en asistencias por partido (27), 1º en porcentaje en tiros (48,7 %), 1º en rebotes defensivos (34,8), 1º en diferencia de puntos (11,7), 1º en tiros de campo convertidos (41,6), 1º en porcentaje de tiro del rival (42,1%), 2º en porcentaje en triples (38,8 %), 2º en tapones por partido (6,4) y 4º en robos (9,2). Llama mucho la atención que lideran estadísticas tanto ofensivas como defensivas, y es que aparte de meter muchos puntos defienden muy fuerte, siempre al límite de la faltas y es el equipo que peores porcentaje de tiro provoca en los rivales. Esta defensa viene liderada por los grandes especialistas defensivos del equipo como Igoudala, Draymond Green, Bogut o Thompson.

El entrenador Steve Kerr está siendo uno de los artífices de la tremenda temporada de los de Oakland, a principios de temporada existían dudas sobre cómo encajaría un entrenador nuevo en este equipo, pero todo ha salido mejor de lo esperado. Steve Kerr está firmando la mejor temporada de un entrenador debutante en la historia y ha conseguido volver a restablecer la química entre el entrenador y los propietarios del equipo. Está haciendo méritos para ser nombrado entrenador del año, un galardón que se disputará con el entrenador de Atlanta, Mike Budenholzer. Kerr ha implantado una rotación de 10 jugadores, cada uno con unos roles muy definidos. Draymond Green y Marreese Speights han aumentado mucho su importancia en el equipo, Harrison Barnes tira y selecciona mucho mejor desde la línea de tres, Igoudala aporta defensa y velocidad, Bogut y Lee defensa y rebote, Barbosa y Livingston ayudan desde el banco, y Curry y Thompson son los que ponen los puntos. Estos dos últimos, los “Splash Brothers”, están firmando una temporada de escándalo. Son sin duda el mejor backourt de la liga (44 puntos entre los dos) y ambos van a estar en el All Star de Nueva York. Los dos son hijos de ex jugadores NBA, y han ido creciendo en la liga juntos desde que Thompson llegó en 2011. Este verano se proclamaron campeones del mundo con la selección norteamericana y ahora su objetivo es el anillo. Thompson tira y defiende como pocos, esta temporada ha sido galardonado dos veces jugador de la semana, y Curry ha sido MVP del mes y va camino del MVP de la temporada.

Golden State Warriors v Portland Trail Blazers

Stephen Curry es el MVP de lo que llevamos de temporada y se disputará dicho galardón en la recta final con el barbudo James Harden. Curry es uno de los mejores tiradores de la historia, junto a Reggie Miller, Ray Allen, o su entrenador, Steve Kerr. Se ha convertido en el jugador que menos partidos ha necesitado para meter 1000 triples, lográndolo en 104 partidos menos que el mayor triplista de la historia, Ray Allen. Domina todas las variantes del tiro, aunque es mejor desde el lado izquierdo del ataque, tira tras bote, en carrera, tras salir de un bloqueo, a una pierna…Además Curry es un jugador muy querido y que levanta pasiones, prueba de ello es que los aficionados le van a elegir como base titular del All Star y que su camiseta es la más vendida sólo por detrás de la de LeBron James. Y todo lo está consiguiendo con un físico de lo más normal, no es un superdotado genético como Westbrook o LeBron, pero de momento está siendo el mejor jugador de la NBA, y eso es mucho decir.

Con la temporada que están haciendo no es descabellado imaginarse a los Warriors llegando lejos, y quién sabe si logrando el anillo, sin embargo existen diferentes variantes que pueden repercutir negativamente en los californianos: deben tener mucho cuidado con las lesiones, sobre todo de sus hombres grandes (Bogut y Lee) y de los tobillos de Curry. Esta temporada en los partidos en los que ha jugado Bogut el equipo tiene un récord de 23-2 (92 %), esto hace ver la gran importancia del pívot. El nivel de la Conferencia Oeste y la experiencia puede ser otra clave. Es la temporada más dura de la historia de la Conferencia Oeste, y si Golden State queda primero podría enfrentarse a equipos como Oklahoma o San Antonio, que además tienen más experiencia en Playoffs. Los Warriors llevan casi 40 años sin disputar una Final de Conferencia. El último punto que deben cuidar es el de mantener la dureza y la intensidad defensiva hasta el final de la temporada. Pero todo esto deberán resolverlo a lo largo de la temporada, de lo que no hay duda es de que a día de hoy en la NBA no hay un equipo mejor (con permiso de Atlanta) que los Golden State Warriors.

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *