Love through the years

Ayer fue un día especial. Ayer se hizo oficial el abandono del baloncesto de  uno de los más grandes bases que jamás haya pisado una cancha. Ha dicho adiós Steve Nash. El base de 41 años ha decidido retirarse tras verse obligado por sus problemas crónicos de espalda.

nash08

Todos recuerdan al Steve Nash que empezó a enamorarnos en Dallas, aquel jugador que había pasado sin pena ni gloria por Phoenix, había madurado, e iba a disfrutar su primer All Star cinco años después de haber llegado a la liga. Aquel canadiense se había consolidado como uno de los mejores en su puesto y formaba junto a Nowitzki y Michael Finley uno de las mejores plantillas del Salvaje Oeste. Aquel equipo no marcaría una época, pero nos hizo ver crecer a Nash como jugador, ya que allí tuvo la oportunidad de demostrar su valía como titular que no tuvo en Phoenix, donde la competencia era enorme. Nadie sabe qué hubiese pasado de haberse quedado allí, pero la verdad es que parecía arriesgado para Kuban el cargar con la ficha de un All Star que ya no cumpliría los treinta. Así que en 2004 Nash engrosó las listas de Agentes libres y volvió a incorporarse a Phoenix.

En ese momento, convertido en todo un All Star, Nash volvería a la que fuese su casa pero esta vez para triunfar. Y es que Nash era el máximo artífice de aquel equipo al que tanto nos recuerdan los actuales Warriors. Con Nash como bandera, el equipo pasó en una sola temporada de tener un récord de 29-53 a 62-20, el mejor de ese año. Ese equipo pasará a la historia por su manera de jugar, y eso es algo que muy pocos pueden decir.

Nash formaba junto a D´Antoni y Stoudamire el núcleo central de esos Suns que tanto enamoraban. Su propósito era claro, tirar antes de que el rival pudiese organizar su defensa. Para ello se necesitaban jugadores muy atléticos y un base con una gran visión de juego para encontrar a ese compañero desmarcado lo antes posible, Ahí entraba Nash.

Quien no ha pisado una cancha alguna vez y no ha emulado los pases de este genio, quién no ha tirado desde el tiro libre y ha imitado sus gestos, quién no ha encontrado a un compañero de equipo tras un pick and roll rápido y ha pensado en el 13 de Phoenix.

Para un servidor Nash ha sido algo más que un buen base. Para mí ha sido uno de los responsables de que me aficionase a esto del baloncesto, nunca se me olvidará los títulos de MVP del 2005 y 2006. Aquellos años en los que su juego enamoraba al mundo y en los que despuntaba como uno de los mejores (incluso el mejor) bases de la liga, a pesar de su edad.

Su despunte coincidió con los años en los que yo empezaba a disfrutar de esto del basket, sus jugadas imposibles en apenas 8 segundos de posesión cambiaron mi manera de disfrutar de esto y sin duda la de muchos más en todo el mundo.

Ayer Nash se despidió de nosotros con este mensaje de agradecimiento:

 Captura

Hoy soy yo el que quiere darle las gracias a él por haber hecho que gente como yo disfrutemos cada noche del maravilloso mundo de la NBA.

GRACIAS

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *