GLOBAL GAME BILBAO

Aquí estamos otra vez, vuelve la actividad a NBA Twisters; una actividad remodelada con nueva página, nuevas secciones y mucho, mucho que opinar y decir de este maravilloso mundo que es la NBA. Estamos a puntito ya de comenzar una temporada que nos depara un montón de sorpresas, incógnitas por resolver y sobretodo noches de insomnio a este lado del atlántico. Sin embargo antes de eso queremos hacer un repaso de cómo ha sido el verano en NBA Twisters.

La última entrada del anterior blog se la dedicamos a la estancia de uno de nuestro colaboradores en el NBA 3X de Madrid, pero esa no ha sido la única aparición de Twisters en eventos NBA en España en este verano. También hemos estado en el evento de pretemporada NBA que enfrentó a los Sixers con el Bilbao Basket en Bilbao el fin de semana del 5 y 6 de este mes de Octubre.

A camino entre Vitoria y Bilbao disfrutamos de un fantástico fin de semana de baloncesto y tuvimos la oportunidad de hablar durante varios minutos con jugadores, entrenadores y leyendas de uno de los equipos más míticos de la NBA. Todo esto sin olvidar el gran evento que a tan sólo unos pocos kilómetros de distancia se disputaba ese mismo fin de semana en Vitoria, la Supercopa Endesa.

Con nuestra base asentada desde el viernes en Vitoria, el sábado nos dirigimos a Bilbao para acudir al Open Practice, la sesión de NBA Cares y al Media availability de por la mañana. El escenario estaba vacío cuando entramos ya acreditados, únicamente se oía botar el balón, los gritos de los entrenadores y el chillido de las zapatillas al rozar el parquet del Bizkaia Arena. Todo estaba listo para el partido del día siguiente y nosotros éramos los primeros en contemplarlo.

20131005_141334

Una vez acabado el entrenamiento nos dieron unos minutos con algunos de los jugadores de los Sixers. James Anderson, Spencer Hawes, Evan Turner y Thaddeus Young fueron los elegidos. Todos ellos fueron muy amables con nosotros y nos comentaron sus mejores impresiones del partido contra el equipo vasco y sobre lo que esperaba del curso baloncestístico que está a punto de comenzar. Hablaron también de los novatos, exaltando la calidad de Carter Williams y la capacidad de trabajo de Noel en su recuperación, hecho que pudimos ver con nuestros propios ojos quedando sorprendidos de la intensidad del entrenamiento del ex de Kentucky a pesar de una más que notable cojera.

Todos ellos hablaron sobre el hecho de jugar en un país como España. Para ellos era algo relativamente nuevo y todos se sienten contentos con el hecho de conocer otras culturas y otros tipos de baloncesto.

Sin duda el jugador que más tiempo nos dedicó y más cosas nos dijo de los jugadores fue Young, el jugador franquicia de los Sixers habló también sobre lo positivo de jugar en otros países, dar a conocer la NBA y de las diferencias entre el juego FIBA y el NBA. Él personalmente no había jugado nunca en España pero ya había estado con el Team USA entes en otros países de Europa como Alemania y lo había experimentado. Cómo anécdota de la entrevista, decir que Thaddeus no recordaba a un Raül Lopez que el día después le daría motivos para que no se le olvidara su cara nunca más.

Además de con jugadores, también estuvimos con el entrenador Brett Brown. El preparador americano estuvo muy atento con nosotros y se le vio muy puesto en el estado de su rival de ese fin de semana asegurando incluso que había visto el partido que el día anterior enfrentaba en la semifinal de la Supercopa al Bilbao Basket con el Real Madrid. Descubrimos que Brown era un gran conocedor del baloncesto FIBA y de la liga española en general, de la que dijo que es la segunda mejor liga del mundo. Para Brett, estar en un país extranjero para hacer baloncesto le recordaba a su etapa de entrenador en Australia donde se formó como entrenador antes de ser asistente de Popovich en los Spurs más gloriosos.

Después de las entrevistas, llegó la hora del NBA Cares. Michael Carter Williams, Spencer Hawes, Tony Worten, Evan Turner y las estrellas retiradas Mutombo Y Dawkins protagonizaron un evento donde un buen número de niños recibieron un clínic de baloncesto. Lo mejor de este espacio (sin contar la aparición de las cheerleaders) fue gozar de la oportunidad de tener unos minutos con Mutombo y Dawkins, los cuales no pusieron impedimento a responder a todas nuestras preguntas. En próximas entradas contaremos lo que estas dos leyendas del baloncesto nos dijeron allí.

1381088695482

Con esto se hacían ya más de las tres de la tarde del sábado y tocaba volver a Vitoria. La tarde prometía un espectáculo digno de todo un fin de semana de intenso basket, ni más ni menos que un Madrid – Barça en una final, o lo que es lo mismo; el mejor partido de baloncesto entre equipos que se puede ver fuera de la NBA.

El partido estuvo muy entretenido. En un Buesa Arena con más de tres cuartos de entrada pudimos disfrutar también del concurso de triples de la Liga Endesa donde vimos al joven Josh Ruggles enchufarlas de lo lindo. Al final, como todos saben, la copa se la llevó el Real Madrid que ganó por un ajustadísimo 83-79. Una de las estrellas del partido, el madridista Mirotic detacó por encima del resto. Si tienen la oportunidad de ver jugar a este tío en directo, sabrán de lo que hablo, por algo ha sido designado recientemente por los General Managers de la NBA como el mejor jugador fuera de la liga norteamericana.

La jornada del domingo fue si cabe más intensa. El partido comenzaba a las seis de la tarde pero nosotros ya estábamos merodeando por el Bizkaia Arena con dos horas de antelación al encuentro. Buscamos nuestro sitio entre la prensa y de repente apareció el “gorila” Dawkins vistiendo un peculiar traje morado que había escogido para la ocasión. Los jugadores de ambos equipos estiraban y realizaban los pertinentes calentamientos viéndose en su mirada una inusual concentración para ser un partido de pretemporada. Poco a poco el Bizakia Arena se fue llenando hasta llegar a los 13500 espectadores en el momento en el que sonó el silbato y se echó el balón al aire.

En la primera parte del partido pudimos disfrutar de un ritmo frenético de ataque que propició un marcador de 50-55 para el equipo de Philadelphia. En los primeros cuartos lo más destacado por parte del conjunto vasco fueron las actuaciones del joven letón, Dairis Bertans (14 puntos) y la extraordinaria dirección llevada por Raül López (5 asistencias). En el bando estadounidense los más destacados eran James Anderson y Evan Turner, con 13 puntos cada uno. Durante el descanso estuvimos por los pasillos más cercanos a los vestuarios y fuimos testigos de la exigente preparación de las cheerleaders del equipo de Philadelphia, así como de la simpatía y cercanía de un enorme Dikembe Mutombo.

El tercer cuarto dominó el conjunto de Rafa Pueyo, llegando al último cuarto con el equipo de Bilbao por delante (80-79). Fuimos afortunados de vivir un final apretado en el que el público de Bilbao coreó a los suyos y enseñó a los americanos los aficionados que nos gastamos a este lado del Atlántico. Finalmente Raül López falló el triple sobre la bocina que hubiese dado la victoria al equipo español y el partido finalizó con un 104-106 en el marcador para los norteamericanos. La victoria de los Sixers estuvo liderada por un gran Evan Turner (23 puntos) aunque no debemos olvidar las grandes sensaciones que nos dejaron jugadores como Tony Wroten y James Anderson.

1381088581018

Tras acabar el partido nos dirigimos rápidamente hacia la sala de prensa donde los entrenadores de ambos equipos, Brett Brown y Rafa Pueyo, y la estrella de los Sixers, Evan Turner, contestaron a nuestras preguntas. Así pusimos fin a dos días de intensa emoción y en el que pudimos comprobar los frutos de nuestro proyecto del que queremos hacer a todos nuestros lectores partícipes. Finalizar dando las gracias como siempre a la gente que hace que esto sea posible, en especial a Ignasi y a Víctor, de quienes siempre recibimos un trato inmejorable. Esperamos seguir viéndonos en próximos eventos y contribuyendo al crecimiento del maravilloso mundo que es la NBA.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.