PERO SIGUE SIENDO EL REY

Han pasado varios días desde que los Warriors se proclamasen campeones de la NBA superando a los Cavaliers con un 4-2. En estos días se ha hablado de la histórica temporada de los campeones, del MVP de las Finales de Iguodala, de Curry, y es que ya se sabe que con el paso del tiempo del segundo no se acuerda nadie. Sin embargo, en estas finales no va a ser así. En esta eliminatoria por el título, un jugador del equipo perdedor nos ha dejado una de las mejores actuaciones individuales que se recuerdan en la historia de las Finales. Ahora es tiempo de recordarla, valorarla y contextualizarla.

lebron sueloTodo empezó con la lesión de Kyrie Irving en el primer partido. El base sería baja para el resto de las finales y se unía a la ausencia de Kevin Love, lo cual suponía dejar al Rey sin sus dos mejores escuderos con los que empezó la temporada. Tras este varapalo todos pensábamos que las finales se acabarían con un 4-0 o 4-1 para los Warriors. Sin embargo, LeBron no había dicho su última palabra y tras unas actuaciones sobrehumanas consiguió dos victorias seguidas y poner a los Warriors sobre las cuerdas. A partir de ahí, los Warriors reaccionaron con su plan de jugar con cinco pequeños y liderados por Iguodala y Curry sentenciaron las Finales. LeBron hizo algo inimaginable, nos regaló unas finales en las que parecía que ya estaba todo decidido y por momentos nos recordó a Jordan. Hizo que disfrutásemos más de los Warriors porque les obligó a cambiar de estrategia y a darlo todo, y ante jugadores así sólo cabe admiración. LeBron siempre ha sido tan odiado como amado por los aficionados. Su simpatía en la liga cayó en especial tras la marcha de los Cavaliers para unirse a Miami y conquistar dos títulos. Este romance con la ciudad de Florida fue como una infidelidad para la ciudad de Cleveland, la cual abandonó para conseguir su beneficio individual. Sin embargo, ahora la ciudad de Ohio está volcada con su MVP y después de haber pasado cuatro años de separación han vuelto a retomar el noviazgo. Los Cavaliers han perdido estas finales pero ya son los favoritos para las del año que viene y toda la ciudad espera poder conquistar por fin el que sería el primer título de los de Cleveland. Con el Rey de vuelta la ciudad vuelve a soñar.

La actuación de LeBron en las finales fue tan impresionante que hasta los periodistas se llegaron a plantear darle el MVP a pesar de haber perdido. Si hubiese forzado el séptimo, aunque hubiese acabado perdiéndolo, le tendrían que haber dado el galardón. LeBron firmó 35.8 ptos, 13.3 rbts y 8.8 asistencias con un pobre 39.8 % en tiros. Ha sido el primer jugador en la historia de las finales en promediar más de un 35/10/5 y el primero en liderar las clasificaciones de puntos, rebotes y asistencias. LeBron anotó el 38.3 % de los puntos de los Cavaliers, sólo Jordan en las finales de 1993 anotó un porcentaje mayor de los puntos de su equipo (38.4%). Hay que destacar que Jordan en aquellas finales promedió 41 ptos, 8.5 rbts y 6.3 asistencias con un increíble 50.8 % en tiros, lo que le valió para ganar el tercero de sus seis anillos. Las comparaciones con Jordan no acaban aquí. Tras las finales se han hecho muchos comentarios sobre el récord negativo de LeBron en las finales comparado a la de otras leyendas. LeBron está con un récord negativo de 2-4 mientras que Jordan (6-0), Duncan (5-1) o Kobe (5-2) tienen balances extraordinarios. Sin duda es algo destacable, pero yo creo que hay que ser más precisos y apuntar que LeBron perdió sus primeras finales con un equipo que llevó él sólo a la edad de 22 años y este año ha estado más sólo aún. De todas las finales que ha perdido la que no tiene justificación fue la perdida en 2011 frente a Dallas. El récord inmaculado de Jordan es impresionante, pero cayó muchos años en las Finales del Este frente a los Pistons, si este rival hubiese sido de la Conferencia Oeste puede que Michael no tuviese ese tremendo récord. Por lo que, en mi opinión, hay números más importantes en la carrera de un jugador que su récord en las eliminatorias por el título.

lebron gritando

En estas Finales LeBron ha estado más sólo en Cleveland que lo que estuvo Macaulay Culkin en casa. Muchos dirán que jugó siendo demasiado egoísta, pero sus compañeros le dieron razón para ello. En los 23 minutos que LeBron estuvo en el banquillo los Cavs tuvieron un pésimo 17 % en tiros de campo y hay que resaltar las lamentables actuaciones de J.R. Smith y de Iman Shumpert, dos jugadores que debían haber dado un paso adelante tras la baja de Irving pero dieron dos hacia atrás, no pudieron jugar peor. Los únicos jugadores que estuvieron a un nivel aceptable fueron Mozgov, Thompson y Dellavedova en el segundo y tercer partido, pero más no se le puede pedir al base australiano. LeBron en estas Finales ha demostrado ser el mejor jugador del mundo y el jugador más completo de la historia. Su físico es el perfecto para poder serlo, porque con su 2.03 y sus fundamentos puede variar desde el puesto de base hasta el de pívot. Pero como se ha demostrado en estas finales, el baloncesto es un deporte en el que gana el mejor equipo, y no el mejor jugador.

Es muy probable que en futuras temporadas sigamos viendo a LeBron romper todo tipo de récords. Ya ha jugado más minutos que Jordan en Playoffs y está a menos de 1000 puntos de superar a este en el ranking de máximos anotadores de Playoffs, algo que logrará en 2 ó 3 años. Además no sería raro verle al final de su carrera superando o acercándose mucho a la marca de Jabbar como máximo anotador de la historia de la NBA. Sin embargo, estos récords no le valdrían para superar a estas leyendas en cuanto a legado. LeBron ya está entre los 10 mejores de la historia, pero para situarse dentro del top 5 debe ganar más anillos. Por ahora tiene los dos que consiguió con Miami tras huir de Cleveland y unirse a dos estrellas como Wade y Bosh. Pero hay algo que le diferencia de los más grandes de la historia y es lograr el título en el equipo en el que debutó. Es algo que sí han conseguido Jordan, Magic, Bird, Kobe, Kareem, Russell, Duncan u Olajuwon entre otros. Por lo que si quiere entrar en este selecto club debe lograr al menos un campeonato en Cleveland. ¿Lo conseguirá?

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. 03/06/2016

    […] Love estaban lesionados y un solitario LeBron que firmó una actuación histórica en las Finales (35.8 pts, 13.3 reb y 8.8 ast) puso en muchos apuros a los Warriors, por lo que la lógica nos hace pensar que este año con […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *