VERGÜENZA NACIONAL

Rabia. Impotencia. Incredulidad. Frustración. Desilusión. Vergüenza. Sensaciones que acompañan a los españoles en un día de luto para nuestro baloncesto. La selección, nuestra selección, esa que siempre gana y que nos tiene acostumbrados a estar en el podio ha perdido contra Francia. Esta derrota supone la eliminación de España del Mundial que se disputa en nuestro país.

fracaso españa

La derrota ha sido fraguada por una muy superior selección francesa que ha jugado desde el minuto uno siendo superior a España. Una superioridad física, que se ha plasmado en la diferencia de rebotes (50 la selección francesa por tan sólo 28 de la española), una superioridad mental y una superioridad en la preparación del partido. Vincent Collet ha humillado a Orenga en el enfrentamiento entre técnicos. Aunque bien es cierto, que Orenga no necesita a nadie para que le humille, ya se humilla el sólito. Se humilla jugando muchos minutos del campeonato con tres bajitos (poniendo a Calderón de escolta y a Llull de alero), lo que provoca emparejamientos ridículos como ver a Calderón (1,91) defender a Gelabale (2,01) o a Llull (1,90) emparejarse con Batum (2,03). Se humilla desgastando físicamente a jugadores como Pau o Marc, quienes han jugado minutos de más en partidos que ya estaban más que resueltos. Orenga no ha sabido reaccionar en ningún momento del partido, no ha pedido tiempos muertos en momentos importantes, ni ha sabido mover el banquillo viendo el mal momento de Marc e Ibaka. Un jugador de la categoría de Felipe Reyes no ha disputado ni un minuto y se ha visto relegado durante todo el campeonato a un papel de secundario jugando minutos de la basura. Aparte de Felipe, ni Claver, ni Abrines han contado en ningún momento para el seleccionador, dos jugadores que podrían haber solucionado el problema de España con los aleros altos. Pero, nuestro grandísimo seleccionador (nótese la ironía) consideraba más oportuno poner al base de los New York Knicks a jugar de escolta y al base del Real Madrid a jugar de alero.

Hace pensar que a Orenga el título de entrenador se lo han debido regalar desde la Federación. Una Federación que no queda impune en el fracaso de nuestra selección. El presidente de la FEB, José Luis Sáez es el responsable de que Juan Antonio Orenga haya sido nuestro seleccionador (esperamos que nunca más lo sea). También recordamos que Saéz echó por problemas personales a Pepu Hernández, el entrenador que sí nos llevó al oro Mundial. Sin duda el puesto de entrenador viene dado por amistades con la Federación, lo cual resulta desquiciante. Orenga no cuenta con experiencia como entrenador, sólo dirigió a Estudiantes en 15 partidos en la temporada 2005-2006, siendo cesado tras un balance de 6 victorias y 9 derrotas.

Seguira-siendo-Orenga-seleccionador-espanol-tras-su-brutal-linchamiento-popular-por-la-derrota-ante-Francia

España es uno de los países con mejores entrenadores del mundo, sin ir más lejos dos selecciones del Mundial, aparte de España, han sido dirigidas por técnicos españoles, Sergio Valdeolmillos (México) y Paco Olmos (Puerto Rico). Además en la ACB hay muchos técnicos con alto nivel como Xavi Pascual, Joan Plaza, Pedro Martínez o Pablo Laso. Pero ninguno de estos ha sido nuestro seleccionador en este mundial (hay que recordar que las ridículas reglas de la FEB no permiten a un entrenador de la ACB ser seleccionador) tan especial para nosotros, especial por dos razones: la primera que es un Mundial que disfrutábamos como locales y la segunda que suponía el broche de oro a la mejor generación de jugadores de baloncesto de nuestro país. No había mejor manera que despedir a esta generación que con un oro y ante su afición. La generación de los juniors de oro (Pau, Navarro, Calderón y Felipe) tenía planeado despedirse como empezó, siendo los mejores del mundo. Las sensaciones de frustración e incredulidad durarán unos días.

En nuestra cabeza ya estábamos disputando la final del día 14 frente a Estados Unidos, sin embargo, se ha demostrado que hay que ir partido a partido para llegar a las finales. Nos ha despertado del sueño de vencer a Estados Unidos en la final una rocosa Francia. O más bien, media Francia, porque esta selección venía con unas bajas importantísimas, siete de sus mejores jugadores no han acudido al mundial: Parker, Noah, De Colo, Turiaf, Seraphin, Mahinmi y Ajinca, todos juegan en la NBA salvo De Colo. Los jugadores han jugado fatal contra Francia, no ha habido fluidez en ataque, hemos anotado unos humillantes 52 puntos, Marc e Ibaka han jugado uno de sus peores partidos como profesionales (mientras Felipe observaba desde el banco), sólo hemos metido 2 de 22 triples, una estadística que el gran Antoni Daimiel ya iba avisando durante todo el campeonato. Quizás si Antoni se hubiese cambiado con Orenga el micrófono por la pizarra nos hubiese ido mucho mejor.

Tan sólo Pau Gasol (17 puntos y 8 rebotes) se salva de la quema, su rostro al retirarse de la cancha reflejaba los sentimientos de todos los españoles. Esperemos que esta no haya sido su despedida de la selección española (aunque lo más probable es que se retire sin haber disputado una final de un Mundial) él se merece una despedida por todo lo alto y al igual que Pau, también Navarro, Felipe y José Manuel Calderón (aunque el errático Siro López parezca no enterarse se llama José Manuel y no Juan Carlos). Por eso deseamos volver a ver a nuestros jugadores llevar los colores de España hasta lo más alto, aunque esperamos que no sea de la mano de Orenga, sino lo más seguro es que nos veamos abocados al fracaso. El seleccionador no cuenta con algo que si tienen los jugadores y es el éxito histórico cosechado durante estos años, no hay que olvidar que esta selección en los últimos años ha ganado un mundial, dos eurobasket y dos platas olímpicas que sabían a oro. Las malas sensaciones nos durarán unos días, pero esperamos que el seleccionador no dure tanto…la salida de Orenga debería ser inmediata, y Sáez debería acompañarle.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *