ADIÓS STERN

En el baloncesto los focos iluminan a los jugadores. Solemos hablar de las actuaciones de las grandes estrellas de la liga, escribimos sobre ellos y en raras ocasiones sobre los entrenadores. Pero hay otra figura más importante que los jugadores y sin la cual no existiría la NBA como la conocemos. Esa figura es la del comisionado. El pasado 1 de febrero el ya ex comisionado David Stern ponía fin a un mandato que duró treinta años, desde 1984 hasta 2014. Desde Hakeem Olajuwon (número 1 del draft de 1984) hasta la última elección del draft anunciada por Stern, Nemanja Nedovic (número 30 del draft de 2013).

Imagen

 La NBA ha cambiado mucho en estos treinta años y gran parte de culpa la tiene Stern. La liga de baloncesto norteamericana se ha convertido en una liga mundial, una liga global, en la que se han cuadriplicado el número de jugadores extranjeros, en los últimos veinte años . En 1992 había 21 jugadores extranjeros y este año son 92, todo un récord. La NBA es televisada en 215 países y emitida en 47 lenguas diferentes. Cuando Stern inició su mandato la liga estaba en declive, las finales de 1981 establecieron su mínima audiencia y los playoffs se emitían en diferido. Hoy la liga trasciende al baloncesto, se ha convertido en todo un negocio, una gran multinacional que genera 5500 millones de dólares al año, en la que el valor medio de las franquicias es de 634 millones y el salario medio de los jugadores ronda los 6 millones.

 En los treinta años de la era Stern han sido muchas las estrellas que llegaron a la liga, leyendas como Jordan, Barkley, Duncan, Kobe, LeBron, Shaquille, Yao Ming, Durant o el desafortunado Len Bias. Y durante estos treinta años ha habido cambios y nuevas normas, como la implantación del polémico código de vestimenta del 2005, el límite de edad para ser drafteados o las sanciones por flopping. También se crearon la WNBA (liga para mujeres) y la NBDL (liga de desarrollo). Entre los malos momentos de este mandato destacan: el anuncio de la retirada de Magic Johnson por causa del VIH, la pelea entre Detroit e Indiana, en la que se vieron involucrados aficionados, la muerte de Len Bias, el vestuario con pistolas de Washington y los cuatro lockouts.

Imagen

 Cuatro cierres patronales a los que ha sobrevivido (95,96,99 y 2011) siendo los dos últimos los más duraderos. La NBA a día de hoy es una liga modélica, tanto a nivel deportivo como extradeportivo. Se encuentra a la vanguardia de la tecnología, siempre buscando aprovechar los avances tecnológicos para hacer más preciso y atractivo el juego. A nivel extradeportivo también marca el camino, con fundaciones como el NBA Cares busca integrarse en la sociedad y ayudar a los más necesitados. Ahora le toca el turno a Adam Silver. Él, cogera las riendas de la NBA y continuirá la misma línea que su mentor, David Stern. Silver se encuentra con una liga ya asentada en la élite, seguramente la mejor liga de todo el deporte profesional mundial y eso en gran parte se debe a la labor de David Stern, en palabras de Magic: “El mejor comisionado de la historia del deporte”.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.