D-RETURN

Imagen28 de abril de 2012, United Center (Chicago), primer partido de la primera ronda de los Playoffs. Los Bulls vencen 87-99 a los Sixers de Philadelphia, faltan 1:22 para que finalice el encuentro cuando Derrick Rose penetra en la zona, salta y…crack. El MVP más joven de la historia acaba de sufrir una rotura del ligamento cruzado en su rodilla izquierda. La ciudad de Chicago se paraliza, las aspiraciones de levantar el título se resquebrajan del mismo modo que la rodilla de Rose.

Hoy, 29 de octubre de 2013, la ciudad del viento recupera su ritmo normal. Con el inicio de la nueva temporada se producirá la entrega de anillos para el merecido campeón de la temporada pasada, pero el acontecimiento más esperado de la noche es el regreso de Derrick Rose. La ciudad que disfrutó de ver a Jordan surcar los cielos y levantar seis títulos, la misma que sufrió cuando una desafortunada bala arrebató la vida a un joven y prometedor Benji Wilson, esta ciudad retoma hoy la ilusión. Con el regreso de su estrella vuelven a estar entre los aspirantes al título y más después de haber hecho una magnífica pretemporada en la que han ganado los 8 partidos que han disputado y de haber mostrado el nivel al que vuelve su base.Imagen

Derrick Rose vuelve, pero no para ser el mismo, si no para ser mejor. Durante la pretemporada hemos podido vislumbrar a un Rose mucho más fuerte física y mentalmente. Es un jugador que entiende mejor el juego y al que el parón le ha servido para convertirse en un estudioso del baloncesto. Esta noche Rose dejará atrás todas las lágrimas, todo el sudor de una costosa y larga rehabilitación, y todas las injustas críticas que recibió la postemporada pasada por no jugar con su equipo la eliminatoria frente a los Nets. No le volveremos a ver vestir ese traje que tanto lució el año pasado, la elástica roja le favorece mucho más. Ha mejorado su salto vertical en 10 cm, antes de la lesión era de 96 cm y ahora alcanza el 1.06 m, su mecánica de tiro está mas depurada, escoge mejor sus tiros, lanza notablemente mejor desde el perímetro y su control del ritmo de partido también es mejor. Todo esto lo ha logrado debido a su tremenda ambición, sobreponiéndose a una grave lesión que quedará en el recuerdo como un bache del que salió un Rose diferente, un Rose mejor y veremos si un Rose campeón.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.