VUELVEN LAS NOCHES DE ENSUEÑO

Después de más de cien días de espera volvemos a adentrarnos en una nueva temporada en el mundo de la NBA. Ese mundo en el que se sueña despierto, la opción de dormir no se contempla para los verdaderos aficionados. Comenzarán las ojeras a marcarse en nuestras caras, ingeriremos litros y litros de café, pero todo esto es el precio por disfrutar de la magia y el espectáculo.

Imagen

Aunque hay algo por encima del espectáculo y del show y es el anillo. Al igual que Gollum, en El Señor de los Anillos, nuestros protagonistas ansían por encima de todo conseguir ese anillo que les diferencie de ser unos perdedores y que les afiance en la élite. Todo se reduce a eso, a levantar el título allá por el mes de junio. Algo que en las dos últimas temporadas han conseguido los Heat de LeBron James. El actual mejor jugador del mundo dejó atrás hace dos años su denominación de “ringless” (sin anillos) para ser ahora sin discusión el dominador de la NBA y poder mantener el debate y la comparación con leyendas como Jordan o Kobe. Porque ese es el poder que confiere el anillo, el de ser una leyenda, el de ser eterno.

La NBA siempre se las arregla para que llegado el mes de noviembre todos estemos deseando que empiece la temporada. Cada año hay más razones para seguir la mejor liga del mundo. El año pasado era la incógnita de ver a Howard en los Lakers, a Harden en Houston, etc. Este curso baloncestístico empieza si cabe con más alicientes que ver. La primera y más importante comprobar si hay algún equipo que amenace con desviar a Miami de su tercer campeonato seguido. Dentro de estos Heat veremos si las lesiones respetan a un Greg Oden que vuelve después de 4 años. Howard vuelve a ser protagonista debido a su marcha al equipo de la capital tejana y habrá que ver si se entiende con la barba más famosa de la liga. Paul Pierce y Kevin Garnett dejan el verde celtic para ser dirigidos por Jason Kidd en los nuevos y millonarios Nets. Tras la marcha de aquel Big Three campeón en 2008 y la lesión de Kobe Bryant viviremos una temporada en la que los dos equipos más míticos no estarán en las quinielas por el campeonato y sí en las de conseguir el próximo número 1 del Draft. Entre otras incógnitas también nos encontramos ver como resuelve Durant el primer mes de competición sin su mejor escudero, un Westbrook que no veremos a gran nivel hasta navidades. Los Spurs deberán sobreponerse al hecho de haber estado a 40 segundos de ganar el título en junio y Pops sabrá como alentar a los suyos. Pero sin duda la noticia más esperada es el regreso del MVP más jóven de la historia, un Derrick Rose que vuelve mucho más fuerte mental y físicamente y dispuesto a disputar a LeBron su reinado en la NBA.

Imagen

El próximo martes empieza una nueva temporada, pero no debemos olvidar lo que dejamos atrás. El toque nostálgico de esta temporada lo protagonizan los que ya no están. Tracy Mcgrady, Allen Iverson, Jason Kidd y Grant Hill cuelgan las botas. Seguramente todos ellos pasarán a formar parte tarde o temprano del Hall Of Fame y a la historia pasarán sus míticas actuaciones.

Con todo esto quiero darles la bienvenida a una nueva temporada que promete emociones, highlights, canastas sobre la bocina y horas y horas de entretenimiento. Eso sí para disfrutar de ello hay que mantenerse despierto. No me sean cobardes…

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.