EL LÍDER DE LA MANADA

Adrián Arias Marcos. @Adri_Chygry

A pesar de las dos derrotas consecutivas sufridas ante Cleveland (93-92) y Golden State (106-93), los Wolves de Minnesota vuelven a ser candidatos a ocupar una de las últimas plazas de Playoff de la conferencia Oeste, siempre y cuando las lesiones les respeten, cosa que no es del todo segura si tomamos como precedente los dos años anteriores.

Un año más, el proyecto de Adelman parece reunir los elementos necesarios para competir al máximo nivel: una plantilla sólida, buenos reservas y grandes jugadores que se complementan entre sí. Todo ello asentado alrededor de la piedra angular de este equipo, el líder de la manada y aspirante al MVP del torneo, Mr. Doctor Amor, Kevin Love.

La temporada no podía empezar mejor para Minnesota con tres victorias consecutivas frente a Orlando, Oklahoma y New York, el equipo derrochaba frescura y todos parecían tener la muñeca caliente. Si hay algo por lo que destaca el quinteto inicial de esta manada es por su habilidad anotadora. A excepción de Ricky, por suerte su equipo no necesita sus puntos para ganar, el resto del quinteto inicial es una máquina de anotar: Brewer, Martin, Love y Pekovic. Todos ellos por encima de los 11 puntos por encuentro. Pero a este equipo le sigue faltando intensidad defensiva. Ricky es un excepcional defensor en el perímetro, pero el equipo sigue fallando en las ayudas, especialmente en los tiros tras boqueo.

De todos es sabido que Love es un grandísimo jugador, pero que aún tiene que mejorar mucho sus tareas defensivas y mostrarse más agresivo y dominante en la pintura mientras defiende. Pero si hay alguien capaz de reinventarse a sí mismo ese es Kevin Love. Kevin Love es posiblemente, junto a Marc Gasol, el jugador que mejor aprovecha sus habilidades naturales para sacar el mayor partido en las jugadas. Gracias a su colocación, Love es uno de los mejores reboteadores de todo el campeonato. Pero eso no es fruto de la casualidad, sino que pregunten a otro mago de los rebotes, Felipe Reyes.

Kevin Love es un caso especial, mientras que casi todos los “4” de la competición se esfuerzan en ganar masa muscular y jugar cada vez más cerca de la pintura y ejerciendo de “5”, Kevin Love ha experimentado el progreso contrario y cada vez se siente más cómo con su tiro exterior, que tanto daño hace. Y es que el sobrino de Mike Love (cantante fundador de los Beach Boys) llegó a adelgazar 11 kilos en una pretemporada para transformar su sistema de juego y este año aún se le nota más ligero.

Colocación, tiro, IQ, garra, visión y frialdad, eso es Kevin Love y esas cualidades son las que lo hacen ser único y esas son las cualidades que tiene que explotar en Minnesota para ocupar una de las tan preciadas 8 plazas Playoff de la Conferencia Oeste. Y este año tampoco lo tendrán nada fácil. Golden State, Dallas, Houston, San Antonio, LA Clippers, Oklahoma y Memphis parecen tener un puesto asegurado en los Playoffs y la última plaza parece que será una batalla encarnizada entre Denver y Minnesotapuede que los renovados Pelicans den guerra.

Ya lo decía Jim Morrison “The West is the best” y puede que tuviera razón, lo único cierto es que una plaza playoff en el Oeste cotiza mucho más al alza que una del Este y esa competitividad y entrega es lo que hace a la NBA el lugar donde “The amazing happens”.

 

 [polldaddy poll=7543748]

*Las imágenes han sido líbremente obtenidas en Flickr y Wikimedia

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *